Entender para siempre

Libro abierto en biblioteca

Entender para siempre

No sé si a alguien también le pasa, pero a mí me cuesta entender de verdad algo que me están explicando justo en el instante que lo estoy oyendo por primera vez.

Puedo dar mi opinión al respecto o la visión desde mi campo de interés pero no soy capaz de entender en profundidad el porqué de su razón de ser y mucho menos cómo puede llegar a impactar en mi trabajo a corto/medio plazo.

Creo que el tendón de Aquiles de las acciones formativas a cualquier nivel es la ausencia de una evaluación de la compresión de los contenidos en diferido.

Con frecuencia, se evalúa la reacción de las personas formadas y el aprendizaje en el momento de finalizar la formación; pero muy difícilmente se evalúa al cabo de un tiempo si hay una comprensión de los contenidos en diferido o, lo que es lo mismo, si existe un cambio de comportamiento debido a la acción formativa.

Pero . . ¿cómo se define este cambio de comportamiento? y, lo más importante, ¿cómo podemos estar seguros que es debido a la acción formativa?

Hace muchos años, cuando daba clases de matemáticas en la universidad, siempre sentía que mi mensaje no llegaba por completo por mucho interés que le pusieran los alumnos. Escuchaban, es cierto, e intentaban entender la regla o el concepto que estaba explicando para resolver un nuevo problema que para ellos era ajeno. Pero no entendían en profundidad.

Al cabo de unos meses, algunos estos alumnos empezaban a hacer otras asignaturas (la mayor parte de las veces de ingeniería) y, a veces, me paraban por los pasillos y me comentaban:

“¿Sabes eso que nos contaste en el primer trimestre? …. lo estamos usando en Mecánica de Suelos y nos es útil” … Cuando lo decían, me miraban de una manera que nunca antes lo habían hecho. Habían entendido el sentido, habían entendido de verdad.

Cuando hablamos de un cambio de comportamiento posterior a una formación, estamos hablando de tomar conciencia que la mejora en los conocimientos en un aspecto concreto tiene una consecuencia que uno mismo puede identificar y valorar.

Y podremos estar seguros que este cambio de comportamiento es debido a la acción formativa si en la definición inicial de dicha formación tiene como uno de sus objetivos la mejora justamente de esos conocimientos.

No podemos olvidar que una formación adecuada nos permitirá siempre ser mejores profesionales y, además, nos abrirá las puertas a nuevas oportunidades que por suerte nunca terminaremos de descubrir.

No Comments

Post A Comment
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.