El espíritu innovador

Equipo construyendo puzzle juntos

El espíritu innovador

Hace unas semanas, en un post anterior, hablamos de la forma de generar Innovación en las Organizaciones y del papel de los profesionales en la Gestión de Personas en relación a la protección de la Voluntad Intrínseca de los Empleados para Innovar.

Pero, ¿para qué queremos generar Innovación? ¿Cómo debemos gestionarla? Y sobre todo ¿Cuál es nuestra responsabilidad al respecto?

Es evidente que, si hacemos un análisis a largo plazo, todos estaremos de acuerdo en que la Innovación ayuda a las organizaciones a avanzar y alcanzar los retos futuros, pero la realidad es que el día a día es muy complejo y exige tomar decisiones que no eran previsibles de antemano.

La Innovación es errática por definición y la mayor parte de las veces no es fácil prever cómo se pueden aplicar sus frutos de forma inmediata o en un periodo corto de tiempo. ¿Se está perdiendo el tiempo entonces?

Yo creo que no.

Todo responsable de una Organización tiene dos grandes objetivos que permanecen a lo largo del tiempo: mejorar el negocio que ya se está llevando a cabo y ampliarlo tanto como sea posible.

La Innovación debe responder al menos a uno de estos dos objetivos, ni más ni menos. Y para hacer un análisis sistémico y decidir si se cumple este requisito es imprescindible el criterio de una persona con Alto Potencial.

Sólo una persona que sea capaz de ‘Unir los Puntos’ (véase post #8 con este título) podrá hacerlo.

Construyamos un Comité de Innovación transversal en la empresa que se encargue de efectuar este análisis y que esté formado por personas con Alto Potencial de todos los departamentos. De este modo se podrá garantizar, además, la uniformidad en la calidad de la Innovación y ampliar el radio de acción de las nuevas propuestas.

Hay una segunda tarea muy importante que tendrá que llevar a cabo este Comité: debe premiar en todo momento las buenas ideas aunque aparentemente no empujen en ninguna de las dos direcciones esperadas. Debe premiar para motivar a seguir innovando y, sobre todo, explicar a los innovadores los motivos por los que no se va a tomar en consideración la nueva idea planteada.

Analizar, premiar y justificar: la mejor manera de gestionar la Innovación.

No Comments

Post A Comment
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.